3.8.08

Juan Pablo Córdoba

Mi nombre es Córdoba, Juan Pablo Córdoba, dijo el apuesto muchacho de veintitantos pirulos. Su cabello, impecable. Su traje, refulgente. Su sonrisa, despampanante.
La camarera se volvió loca al instante bajo el poder de su mirada de acero: comenzó a sacudirse y lanzar espuma por la boca, y como estaban en un armario de limpieza, nadie lo notó.

Juan Pablo Córdoba salió del apretado cuarto con olor a LAVANDINA AYUDÍN acomodándose la corbata. Colarse en la cocina del restauráng no fue nada fácil.

- Disculpe, me dice la hora señor?
GOLPE DE JUDO AL CUELLO!
Nada ni nadie podia detenerlo ahora.
Un celular sonó. A la mierda, hay alguien más aquí, pensó Juan Pablo Córdoba. Con reflejos de peluquería se lanzó al suelo y rodó debajo de un carrito de postres.
El celular sonó bajo el carrito. A la mierda, el espía misterioso está bajo este carrito de postres. Con un movimiento fugaz como un pedo de verano, Juan Pablo Córdoba volteó el carrito, derramando siete litros de flan hirviendo.
Ajá, ya te tengo! pensó Juan Pablo Córdoba.
El celular sonó nuevamente. Juan Pablo Córdoba aguzó el oído esta vez, y detectó que provenía de su bolsillo. ¡A la mierda, el espía malvado estaba en su bolsillo! Sneaky bastard.
Rápido como un rayo aceitoso, metio la mano en su bolsillo, pero lo unico que ahí había era un MOTO ROCKR. Lo sacó. El aparato sonó. Juan Pablo Córdoba atendió.

- Juan Pablo Córdoba, la bomba está en el sótano. Sé rápido!
- Quien eres?
CLACK! Tuuut... tuuut... tuuut... tuuut...

Ese tuut tiene agallas, pensó Juan Pablo Córdoba.

Juan Pablo Córdoba llega al sótano!

He ahí una bomba.

Juan Pablo Córdoba no sabe que hacer.

Juan Pablo Córdoba piensa para si mismo que Juan Pablo Córdoba está en aprietos.

Juan Pablo Córdoba va hacia la bomba. Quedan 3 segundos. Juan Pablo Córdoba se saca un zapato y lo avienta a la máquina de explotar. No funciona. Quedan 2 segundos.

PIENSA RÁPIDO, escucha Juan Pablo Córdoba que alguien le grita desde atrás. Juan Pablo Córdoba, que fue entrenado para acatar órdenes en la colegio militar de agentes supersecretos de la Universidad Nacional de Córdoba, al instante comienza a pensar furiosamente: pero mientras intenta calcular su número de documento dividido por su fecha de nacimiento, lo golpea en la espalda un objeto que alguien le había lanzado.

Esta táctica es buena, piensa Juan Pablo Córdoba. Le decís a alguien que piense rápido, y mientras está distraído pensando rápido, le arrojás con un objeto de grandes dimensiones, como un país. Un Perú tal vez, o quizá un República del Congo. Congo, congo, congo dongo, jajaja suena gracioso. En el congo bailarán la conga? Yo conocia una conga que iba más o menos así: pam pabidum, pam parabampám, tarabam tan tan, dubi dubi du wá, que bueno que bueno, eso me hace acordar a una fábula. Una confábula. Uno que confabula. ¿Con qué fabula? Con los fabulosos cadillacs. Eso me da hambre. Qué hay de comer? Cómo está la sopa de camarón? Oh muy buena señor muy buena, pero hay una bomba en el sótano, vuelva a la realidad.

Juan Pablo Córdoba miró hacia atrás y no había nadie. Miró abajo, y había un DEFUSE KIT MARCA PALITO. Quedaba 1 segundo. Juan Pablo Córdoba utiliza el defuse kit. No funciona.

La bomba emite un pitido y el sonido de órganos pronto llenó la habitación. Empezó la cancion "bomba, para bailar esto es una bomba", y cayeron guirnaldas y desde atrás de una MAMPARA salieron bailando unos talibanes. Mientras se movian al ritmo de los timbales amordazaron y ataron a Juan Pablo Córdoba, que estaba muy consternado por la presión y tenía unos cuantos centímetros cúbicos de julepe materializado en sus calzoncillos de hello kitty.

Es hora de la meme, y mi nodriza me está llamando asi que los dejo acá y muy pronto vuelvo con el resto de la historia. Lo quiero a todos! ^_^

7 comentarios:

Gustavo dijo...

Hacelo guión y mandale a Guy Ritchie! Juan Pablo Córdoba tiene que ser Vinnie Jones, pero con un toque coya. Digamos, un choclo en la mano durante todo el rodaje.

Anónimo dijo...

nacho sos lo mas.
mer

El Señor de las Tangas dijo...

Una pieza maestra en este rompecabezas que es la vida, no? Estaría para transmutarlo en el Cubo Horádrico y meterselo por el orto a Deckard Caín.

Anónimo dijo...

Eso del defuse kit me hizo acordar el sufrimiento que te causa cuando al jugar al counter tenes que desactivar la bomba, pero esta a punto de explotar y justo cuando la vas a desactivar explota..
ahhh recuerdos

Nacho dijo...

pip... pip... pip... pip.. pip.. pip. pip. pip pip pip pipipipipipipipipipipipipipipipi ya casi lo tengoBOOOOOOOOOM... terrorists win.

Noe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Noe dijo...

me anime y lo leí entero...fue experiencia Unica...



quiero algo serio :P!