1.12.08

Hipólito Yrigoyen y la Piedra Filosofal

Si yo fuera una virginidad, ¿dónde me escondería?
Esto se preguntaba Hipólito Yrigoyen, investigador privado, a quien una damisela había puesto tras la pista de su virginidad perdida. Ésta damisela iba por el nombre de Kirsten Dunst, y le había dejado un cuaderno de notas con sus propias averiguaciones, que sólo decía esto:

Club Nadatierno (jueves a las once)
Preguntar por Tita.
Por adelante sí, por atrás nunca.
Hay nunchacos bajo la escalera, ojo al piojo.

Hipólito Yrigoyen se puso el abrigo con torga incluída y salió a tomar un café para aclarar las ideas.
Luego del sexto vodka con coca lo vio todo más claramente que nunca. Luego del séptimo lo perdió.
A su derecha, un pelado se rascó la nutria. Misterioso.


Lunes
Hipólito Yrigoyen se dedicó a interpelar gente por la calle de forma azarosa. Tuvo que golpear repetidamente a un infante, pero le sonsacó un dato valioso: el Tri-shot salía sólo un peso cincuenta en el almacén de la esquina.
Comprobó este dato momentos más luego.

Martes
Hipólito se dió a la confección de su best-seller. Escribió tres capítulos: el capítulo dos hablaba durante cuato páginas de comprar una mandarina en gajos. El capítulo tres sólo contenía dos palabras ("pero entonces") y el capítulo cinco decía "me salto el cuatro porque soy re loco". Hipólito casi podía sentir el olor a papel moneda inundando su patético hábitat... este libro haría historia.

Miércoles
Almorzó una lata de chícharos en almíbar.
Mandó a hacer una averiguación del nombre Kirsten Dunst. El tipo lo miró y le dijo "me está jodiendo?" y a continuación le cobró seiscientos dólares.
Pasaron Scrubs.

Jueves
La gran noche. Fue al Club Nadatierno, a las once. El Club Nadatierno era un lugar de proporciones glamorosas, con neones exhuberantes y carteleras atractivas.
Hipólito Yrigoyen se encontraba apreciándolo desde la vereda de enfrente. Una alcantarilla lanzaba vaho a la noche. Hipólito lanzó su cigarrillo una vez que lo terminó, y se aventuró al Club.
Música de burlesque y risas obscenas azotaban desde todos lados. La iluminación era pobre, pero se adivinaban extraños sucuchos privados hundiéndose en cada pared, ideales para apuñalar a un hombre entre el segundo plato y el postre.
Hipólito se sentó en la barra y pidió un tarro de agua sucia, el especial de la casa. El barman sacó un tarro pre-llenado de agua de zanja, escupió con habilidad en su interior y se lo alargó a Hipólito, quien tras un rápido "gracias a vos", comenzó a beber el misterioso trago.
- Dígame, buen hombre... - pronunció con cuidado Hipólito, con una rápida mirada cómplice al cantinero.
- Si, señor?
- Necesito hablar con Tita.
- ¿Tiene que ser Tita, señor?
- Absolutamente.
- Mire que hay Rodhesia eh.
- No, Tita.
- Acompáñeme al fondo, señor.
Hipólito recordó las palabras "por adelante sí, por atrás nunca" y lo pensó mejor.
- Nada de eso. Que ella venga para acá.
El cantinero sonrió como diciendo "a este lo previnieron, picarón" y desapareció en la trastienda al grito de "si alguien es macho, que abofetee al de la izquierda". Ruidos de golpes atronaron el bar. Mientras que a la izquierda de Hipólito no había nadie, a la derecha había un camionero con aspecto de orco, quien con una urgencia violenta atravesó de lado a lado la cara de Hipólito con su contundente palma.

Hipólito despertó algunas horas más tarde en el suelo. Una señora cubierta de joyas hacía break dance sobre el escenario. El orco le lanzaba botellas vacías, que eran evadidas con gran habilidad, y en algún lado alguien azotaba una pianola sin vergüenza alguna. Claramente la noche se había ido a la mierda.
Hipólito Yrigoyen se incorporó con la convalecencia del salmón que se sube a la cabeza de una jirafa.
A sus espaldas, tosió una dama gorda de rasgos caribeños, con un peinado estroboscópico erguido hacia arriba a tal punto que parecía más la obra de un jardinero que de un barbero. Llevaba un chal verde con cuentas de ópalo y chancletas Kalvin Klux Klein.
- Soy a quien en este mundo llaman Tita.
- Estoy en busca de la virginidad de la señorita Dunst.
- Eso lo puedo ver... pero ¿sabes qué es exactamente lo que buscas?
- Si lo supiera hubiera usado Google, ser de la noche de extraño peinado.
- Puedo darte más información, pero esta información tiene un precio.

Viernes
Hipólito Yrigoyen se levantó con el ano en llamas. Sus últimas horas de lucidez eran un gran borrón de inciensos y lociones de aspecto mohoso.
Cualquiera que hubiera sido el precio, había sido muy alto.
Cuando iba camino al baño para hacer un control de los daños, algo le llamó la atención. Era una llave.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

eee gil no jodas con el canser la concha de tu ermana ojala te agarre a vos y a toda tu familia

Anónimo dijo...

eee gil no jodas con el canser la concha de tu ermana ojala te agarre a vos y a toda tu familia

Anónimo dijo...

eee gil no jodas con el canser la concha de tu ermana ojala te agarre a vos y a toda tu familia

Anónimo dijo...

eee gil no jodas con el canser la concha de tu ermana ojala te agarre a vos y a toda tu familia

Anónimo dijo...

eee gil no jodas con el canser la concha de tu ermana ojala te agarre a vos y a toda tu familia

Anónimo dijo...

eee gil no jodas con el canser la concha de tu ermana ojala te agarre a vos y a toda tu familia

Hermana de SDU-7 dijo...

Se me hace que Tita en realidad era Tito, como los travestis de Bs As. ¿Hipólito vino a Bs As para resolver el misterio? Y en caso de haber venido, ¿por qué no lo ví?

Y el orco ese, ¿no será Pablito, el orco que aconseja? se comporta igual. Mmmmmmm, éste se mete donde no debe...

Eso no vale: el Tri-Shot acá está $2,50. ¿Dónde vivía el tipo, eh?

Hermana de SDU-7 dijo...

Me olvidaba, la Piedra Filosofal nunca la encontró.
Harry Potter le ganó de mano. O lleva la Piedra en su interior.... (?)

Ramireo dijo...

jajaja tiene influencias de historias de una ida y una vuelta :snif: :usitas:

muy bueno, por cierto :)
^_^

Pendor dijo...

Me parece misterioso el exceso de "misteriosos" en el texto.

Misterioso.

Nacho dijo...

Hermana de SDU-7 le pegó al clavo: el título se debe a que lleva la piedra en su interior. Hipolito tiene cálculos renales.

Por cierto, nunca lo dije porque me parece una traición, pero SDU-7 me suena a S-club 7.

Martín dijo...

los primeros 6 mensajes estan buenisimos!

Hermana de SDU-7 dijo...

Es de un club de "Siclismo", jojojo

tengo exceso de "jojojo"s

Hermana de SDU-7 dijo...

O puede ser también "Sacramentos Dorados Unicelulares -7", o sea, soy la Hermana de -7 sacramentos dorados unicelulares (?).

Aprovecho para decir que Nacho es un turro. Sin ofender.

Nacho dijo...

No te voy a dar el gusto de responderte.




D'oh!

Anónimo dijo...

nuuuuu ahora em quedo la intrigaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa como terminaraaaaaa????

Hermana de SDU-7 dijo...

MUAJAJJAJAJAJAJA, soy maaaala.