17.8.08

Juan Pablo Córdoba Episode Two Only on ABC

Juan Pablo Córdoba se despertó en una bodega pobremente iluminada. Frente a él había un espejo. Cómo estás papurri, fue lo primero que pensó. Luego, lanzó su mirada más cortante y las cuerdas que lo ataban se deshilacharon instantáneamente.

Tenía que salir de esa bodega y destapar toda la red de corrupción, y averigüar quien era la misteriosa persona que lo estaba ayudando, y sobre todo ir al baño.
Miró alrededor buscando objetos que lo ayudaran a pasar la puerta que lo encerraba: un clip, un espejo, unos guantes de goma, dos canicas, un sticker de las chicas superpoderosas, UNA LLAVE, un poco de lubricante anal, tanques de desperdicios tóxicos, algunas cucarachas (a las cuales no tardó en nombrar Rolo, Cholo, Zoilo, Yofo, Tofo, Pofo, Torombolo y Mati) y un trapo con mancha de cara de la virgen.
Esperen un momento...... ¡Un sticker de las Chicas Superpoderosas?! Lo recogio y se lo pegó en la frente; ahora era más poderoso. Luego tiró la puerta abajo de un orejazo.

Encontró un arma, munición y puntos de vida en el piso. Al instante 4 agentes salieron de la nada, y él los liquidó con un movimiento sexy.
Se largó a correr a lo largo del largo pasillo, y siguió de largo: se cayó a una pileta y se nadó un largo. LARGO! dijo el ciudador.

Juan Pablo Córdoba salió de la piscina y 88 agentes lo estaban esperando para liquidarlo. En un instante fugaz, Juan Pablo Córdoba escaneó el perímetro en busca de algo que lo ayudara: había unas toallas, un clavadista atemorizado, UNA AMETRALLADORA, una bófilacazavampiros y un Quentin Tarantino con cameraman.
Juan Pablo Córdoba tuvo al instante una superidea: tomó la toalla y la empapó en la pileta. Luego, en 4 minutos, 54 segundos y 33 terceros, logró derrotar a los 88 agentes a toalla limpia. Algunos habían perdido extremidades, otros estaban cortados en por la mitad y uno en el medio del combate habia descubierto que era homosexual y yacía en el piso experimentando su nueva sexualidad con una banana.
Quentin dijo "postproducción luego convierte la toalla en una espada y el boludo con el sticker de las chicas superpoderosas pegado a la frente en Uma Thurman" y se fue corriendo con su cameraman debajo del brazo, quien a la vez llevaba su camera bajo un brazo y su man bajo el otro brazo.

Me estoy cagando, Juan Pablo Córdoba pensó. Todavía no habia ido al baño.
"Tú!" se dirigió hacia el homosexual, quien la estaba pasando en grande. "Dónde hay un baño por aquí?".
El homosexual, convulsionandose de éxtasis sobre el piso de baldosas, dijo en un precario inglés: "Ba... baño?"
Juan Pablo Córdoba hizo gesto de dolor con la cara, mientras hacía la mímica de sentarse en un inodoro, para comunicarse mejor con ese hombre(?). Sin que fuera su intención, un chorro propulsor de mierda explotó, perforó sus pantalones y lo hizo atravesar una gigante claraboya que habia en el techo, a la vez que dejaba tapizada la baldosa con materia fecal, materia fetal, materia feudal y un poco de pared intestinal, y a un homosexual con cara de feliz cumpleaños.

Juan Pablo Córdoba, mientras, agonizaba en el tejado del sucio edificio donde lo habían apresado. Se puede decir con bastante certeza que se le había caido el culo, y perder el culo es doloroso para cualquier cordobés.

No se pierdan el tercer y último episodio de esta aventura de Juan Pablo Córdoba, en donde todos los misterios se resolverán y algunos nuevos de dejarán abiertos para ser contestados en otras aventuras, una estrategia que aprendi de J J Abrams aunque me parece que me cagó, porque todavia no estoy lleno de plata.

5 comentarios:

Rino dijo...

Aunque a veces no comente todo lo comentable, dejeme decirle señor nacho, que es usted muy gracioso y leo casi todo lo que escribe, no me vaya a malinterpretar, no gracioso en el sentido Bufón, sino más bien en el sentido de una extraña combinación entre Jerry Seinfeld y Oscar Wilde.
Ahora bien, si la mayoría de las cosas son cómicas por el simple hecho de como suena el Idioma Español en Argentino, para este sencillo venezolano, no le queda mas que despedirse antes de que este comentario se vuelva un poco Homosexual (más de lo que ya parece!), hasta pronto Señor Nacho (el hombre que nosé como coño aprendió tanto de flash!).

Wet Biscuit McGlee dijo...

Te repetis a vos mismo.
Sos como un Kojima pero menos japonés

gonza93 dijo...

Disculpe Sr/a Nacho (Hoy en dia nada es seguro), he venido a comentar en este poderoso blog con el objeto de pedirle si me podría explicar a través de un correo electrónico o un comentario en mi humilde blog sobre cómo carajo hago para poner un link que te lleve a un post aleatorio. Así como la manzana que pusiste vos.
Si es posible también sobre cómo transformar ese link en una imagen ya que soy un simple novato en los amplios terrenos del mundo blogspot.com.
Desde ya le agradezco el simple hecho que lea este comentario.

Atentamente: Gonza93

gonza93 dijo...

Como estoy sumamente distraído pensando en una cura para los negros se me ha olvidado poner mi correo electrónico:

gonzalito-9-3@hotmail.com

Anónimo dijo...

Jerry Seinfield es igual o menos gracioso que Dane Cook, lo cual me obligaria a decir.
Jerry Seinfield suxor.