5.4.08

Oración a San Cachetada

San Cachetada era primo segundo del tipo que le hacía los mechones a Jesús. Se conocieron durante una fiesta rave en la que había involucrada un ponche hecho a base de éxtasis, y si la Santa Biblia es poco clara en este punto, es porque quien sea que la escribió fue a esa fiesta. La cuestion es que hay una gran escena en blanco tras la cual, inexplicablemente, surge San Cachetada de la nada.

La explicación normalmente asumida (pero que nadie quiere aceptar, por supuesto) es que Jesús y sus compinches se fumetearon unos churretes de los buenos, y en medio del punchi punchi apareció este tipo y se unió al trencito, y así él y Jesús se hicieron grandes amigos cuando más tarde se sostenían el uno al otro para vomitar y hablaban de la vida y de cosas metafísicas de las que sólo se habla cuando se está hasta las manos de alcohol.


En fin, ésta es la oración a San Cachetada, el santo del rasque (porque rascarse es divino).

Chananananananananana Batman!
Chananananananananana Barman!

Por el cielo vas
con tu holgado disfraz
es un pájaro, es un avion,
no, es San Cachetada!

Bendito seas, frondoso hombre
de las patas peludas.
Nos regocijamos frotándonos
contra tu panza transpirada,
y aspirando tus axilas
que parecen
una cosa
muy
loca.

Ilumínanos de un pedo
pues tus gases despiden olor.
El horror.
El horror.

Miren, amigos
miren a San Cachetada.
Mirenlo ahora
miren qué bien se rasca.

Enséñanos cómo rascarnos,
cómo sacar a las uñas filo,
enséñanos tu arte, oh
porque rascarse es divino.

Así que ya sabe, doña. Si algún día le pica tremendamente la espalda y no llega porque teme dislocarse la pelvis, o simplemente está al pedo y ya no sabe a quién rezarle, récele a San Cachetada. Satisfacción garantizada o le devolvemos sus plegarias.

1 comentarios:

SDU-7 dijo...

Correcion, se dice:

Chananananananana Chananananananana Chananananananana... Batmaaaaaaaaaaan, Batmaaaaaaaaaaan!!!

ahi quedaría como si, no se, te hubieras quedado sin voz a mitad de camino (?)