16.3.08

10 mandamientos de Yoleíhu!

Todos lo hacen, hasta la iglesia tiene, dice el Verdadero Nacho desde la frontera franco cantábrica. Nacho dijo que en breve iba a volver a casa y relatar sus aventuras. Así que creo que pueden esperar una mayor frecuencia de posteo. Mientras, acá está el postA de hoy: los 10 mandamientos de Yoleihu.

  • Luego de abrir una lata, lamerás el piquito del abrelatas y te deleitarás con la posibilidad de contraer sarna (cuanto menos).
  • Te hamacarás hacia atrás en cuanta silla te sientes.
  • Les pondrás nombres a cosas al azar, por ejemplo tus codos, tus lápices, a cada bocado de comida que te lleves a tu boca (para darle un poco de dignidad a su corta vida) o a los picaportes de tu vivienda.
  • El siguiente mandamiento es mentira.
  • El mandamiento anterior es verdad.
  • Procurarás dejar tus gérmenes en lugares de contacto público, por ejemplo, antes de pagar con un billete toserás sobre él (de ser posible, a la vista del vendedor), o antes de bajarte del colectivo, toserás sobre el botón. Doble puntaje si toses con sonido de catarro.
  • Serás cortés con todos y todo, esto incluye animales y objetos inanimados. Ejemplo: "buenas tardes, señor perro" o "sería tan amable de abrirse, doña puerta automática? gracias y tenga un buen día". Excepciones: los servidores públicos, como el portero o el conductor del taxi, a quienes no se les permitirá más que un "hola que tal" de pasada.
  • Prometerás venganza por cosas insignificantes, como que te den el vuelto con caramelitos.
  • Al entrar a un edificio de cualquier índole, lo primero que harás será un escaneo de perímetro para detectar posibles escondites de payasos o cualquier otra clase de criatura perversa.
  • Integrarás palabras tales como "ñoqui", "petete" o "chupalupe" a tu vocabulario de todos los días.
  • Y finalmente, el más importante de todos los mandamientos: las cosas no tienen sentido, ni en un blog de humor absurdo como este ni en el mundo real. Pero qué bola me vas a dar si este ya es como el doceavo mandamiento ¬¬.
Y si de verdad lo querés saber, ahi va: mi codo izquierdo se llama Herbert y mi codo derecho, Janet. Di hola Herbert "hola!", di hola Janet "hola janet", ah tú, pequeña bromista, ja ja. Qué bravo, che.

7 comentarios:

Noe dijo...

hello...
y tus codos son amantes o novios...o algo...?



adio!

guillote dijo...

Yo bautice a una lagartija que anda por mi casa, pero a los codos ???

Wet Biscuit McGlee dijo...

Todas esas cosas que estan en contra de lo basico de la sociedad te van a llevar al fracaso y por consecuente a mi eterna dicha, porque sos rosarino.

m. dijo...

no. nooo. nombres a las cosas no. Inspira violencia en el prójimo. Mi prima tenía un saquito de lana que se llamaba espumita, y el coche del padre se llamaba lunita y lo que ganó se llamaba sopapo.

Nacho dijo...

UAJJAUjaujUAJUjajaujAUJa yo mas que sopapo le habría dado un Herbertazo o un Janetazo.

m. dijo...

no me busqueeees

maari dijo...

jajajajajajajaja...
un amigo les puso nombres a sus 'genitales'
los mellizos(bolas) se llamaban pancho y bati
y la otra cosa se llamaba francisqito jajajj..
siempre a otras chcas q nada q ver les decia qeres conocer a francisquito?? jajaja