27.4.07

Edenia Finale

Sin bajar la cabeza para verlos, el Señor Doctor dijo con una voz sospechosamente parecida a la del Señor Burns: "Ah, veo que ya están aquí... excelente."
Se incorporó: su piel era vieja y arrugada, y los píxeles le temblaban cuando movía la boca. Estiró la mano y recogió su capa de viaje.
- Ya nos habíamos conocido antes, de hecho. -Dijo.
- WTF? LOL!
- En serio. Sino miren...
Se puso la capa, y se subió la capucha: era el mercader apestoso que los había embaucado.
- OMG!!!11
- Sux0rz. Nadie se mete con el SEÑOR DOCTOR!
- Nunca te saldrás con la tuya!
- Mientras hablamos, mis legionarios pijofláccidos invaden su querida ciudad de Edenia, con mi promesa de erecciones, y ustedes no están ahí para protegerla. Tontos. - Agregó despectivamente. - All your Edenia are belong to us.
- Basta de huevadas! - Gritó Xuxa, perdiendo los estribos. - Un momento. ¿Dónde están mis estribos? Maldita sea, los he vuelto a perder. No importa. Pondremos fin a esto aquí y ahora.
- Excelente...

El Señor Doctor peló el sable láser con luces y ruidos de verdad (es de Ditoys). Recién entonces pudieron apreciar su enorme, gigantesca, brillante, poderosa, rechoncha, rígida, larga, sólida, imponente, llena, intimidatoria, amenazante, verde, vibrante, trabajada, completa, envidiable, obscena y gruesa... barra de HP. Su barra de MP tampoco dejaba nada que desear, y nuestros héroes lamentaron no haber luchado con todos esos guardias imperiales, ya que uno o dos levels más podrían haberles servido. Pero era muy tarde ya. El Señor Doctor atacó primero:
Lanzó una bolsa de caca por el aire, y ésta golpeó a Ramón el de la Barba en plena cara. Le restó un 8%. Mientras él se limpiaba y comenzaba a plantearse seriamente la coprofilia, Xuxa contraatacó:
Utilizó sus poderes místicos élficos para levantar a un enano vestido de conejo que andaba dando vueltas por ahí y lanzárselo al Señor Doctor. Se le prendió al pezón y no lo soltó hasta cuatro turnos más tarde. Sin embargo, ésto apenas afectó el HP del anciano en un 2% por turno.
Turno de Ramón. Infló una bombucha del tamaño de una nuez, y se la lanzó con presición al Señor Doctor, quien recibió el impacto y perdió un 5% de HP, porque duelen una banda las bombuchas chiquitas.
En su turno, el viejo realizó uno de sus trucos más efectivos: les sebó mate caliente. Muy caliente. Esto ocasionó que Xuxa perdiera 10% y Ramón el de la Barba, 13%.
Xuxa le dio un arañazo de perra, restándole 7%; Ramón se apresuró a exprimir limón sobre las heridas, y esto le restó 7% más. BONUS! El limón le salpicó los ojos (por la ley universal que dice que, a menos que mires para otro lado, SIEMPRE te salpica limón a los ojos), le resta otro 3%.
El Señor Doctor, enardecido y medio ciego (pero no BLIND todavía), enloqueció y comenzó a lanzar enanos por el aire, algunos de los cuales impactaron en Xuxa y Ramón el de la Barba, sacándoles 12% a cada uno. Algotros enanos simplemente erraban y se iban por el borde, caían al vacío gritando con sus graciosas vocecitas. Sin embargo, uno de los enanos muy parecido (demasiado quizá) a Mini-Mi logró manotear la loción bronceadora del Señor Doctor y apretar el tubo llenándole la cara de un espeso líquido de aspecto desagradable. Un enano valiente, y el que más lejos fue lanzado.
Gracias a él, el Señor Doctor estaba BLIND, y mientras intentaba limpiarse los ojos, Xuxa y Ramón el de la Barba aprovecharon su tiempo para realizar un Tomacorrientes: uno la toma y el otro la miente. Dio resultado: la barra de HP del Señor Doctor empezaba a vaciarse, y ahora tenía sólo un 60%.
- Creo que nos subestimaste, Señor Doctor.
- ¿Ah sí? Ahora van a tener que verselas con mis leales cosos de la muerte.

Primero vinieron un par de travestidos idénticos a los de las Grutas Gatunas. Xuxa se encargó de ellos. Se puso un traje apretado de cuero brilloso, y sacó un látigo de dominación. Mientras se enredaba en una maraña de instrumentos sexuales que a Ramón le dieron mucho asquito y luchaba con los gatos, una horda de enanos en distintos trajes salió de la nada. Todo fue muy rápido, y mientras Ramón los combatía a lo Neo, solo alcanzó a contar cuatro disfraces de pato, dos de flor, uno de robot, cinco de cowboy, tres de hada, uno de mucama, cuatro de cocineros y uno que llevaba un suéter muy raro... ah no, era su pecho peludo, estaba en bolas.
Tras un forcejeo y unos minutos de ardua pelea, los enemigos estaban derrotados, pero Xuxa y Ramón el de la Barba estaba devastados (55% y 42%, respectivamente).
Sin embargo, el Señor Doctor tenía otro as bajo la manga. De la copa de un árbol bajó la mismísima y espléndida Mirtha LeGrand. Su pelo frondoso, sus dientes afilados y su trasero anti gravitatorio la delataban. Avanzó corriendo hacia ellos, cuchillo y tenedor en mano, al grito de:
- ¡CARAJO MIERRRDA!
Pero Xuxa fué más rápida y lanzó contra ella lo único que tenía a mano: Ramón el de la Barba. Éste se aventuró por el aire haciendo la bicicleta de Liu Kang, impactó en la diva y juntos volaron en dirección al Señor Doctor, que a esta altura se estaba echando una pequeña siesta, porque era un hombre mayor.
La cosa es que Villano, Figura Televisiva y Mago Trucho quedaron en posición indecente tras un patatús de aquéllos. Ésto aniquiló a la señora Mirtha e hirió severamente al Señor Doctor. Ramón se las había ingeniado para quedar arriba de las posaderas generosas de Mirha. Con un escalofrío, se destrepó, y cayó al suelo. El anciano criminal, con ira, lanzó un poder así como re groso, y todo lo que había cerca salió disparado hacia afuera. Ramón fue a parar contra un árbol, y Mirtha cayó hacia afuera de la torre. Cinco minutos luego oyeron el terremoto, dado que la luz viaja más rápido que el sonido.
Valiéndose de su magia, el Señor Doctor se incorporó, y lanzó rayos tipo Star Wars. Xuxa recibió uno en el pecho izquierdo y otro en el pecho del medio. Ésto le costó 7% HP. Ramón el de la Barba, sin embargo, recurrió a los espejos que usaba para su acto de magia, y los rayos rebotaron contra Voldemort ehhmmm digo, el Señor Doctor, quitándole 5% de HP.
Xuxa, en su turno, latigueó al Señor, pero no le hizo mucho daño, tal vez porque era un veterano en el arte del sadomasoquismo. Xuxa retrocedió, asqueada.
Le tocaba a Ramón el de la Barba, que hizo su conocidísimo ataque de la alpargata voladora. El calzado voló en línea recta a la garompeta del anciano, y se llevó gran parte de ella. Esto le quitó 6% de HP.
Ahí el Señor Doctorrrrrr empezo a manejar en cuatrimotorrrrrr. Y saben lo que pasó? Ñac ñac. Saben lo que pasó? Ñac ñac. Noooooooooooooo! El ataque motorizado del Señor Doctor les costó 20% de HP a cada uno.

Cuando Juno llegó al jardín del Señor Doctor la noche se cernía sobre la torre. Se encontró una escena peculiar: había enanos atascados en las ramas de los gigantes manzaneros, había surcos en la tierra, pedazos de césped chamuscado, y, en el centro del podio, estaba el Señor Doctor. Le sangraba un pezón y la faltaba un pedazo de garompeta. Estaba recargando una bola de energía suprema de pollo. A 15 metros de él (o, lo que es lo mismo, a 6 chewbaccas de distancia, según la Escala Sarandanga) estaban Xuxa y Ramón el de la Barba, juntando también energía cósmica. La escena estaba suspendida, ambos estaban recargando un ataque maestro: cuanto más tiempo pasaba, la bola de energía de cada uno aumentaba en tamaño e intensidad.
-Buenas buenas...
-Juno, YOU'RE ALIVE!
-Sah. Recién hubo un temblor muy loco, un terremoto, y creo que se nos cayó alguna poción sobre el cofre o algo así. Había olor a cacona, pero creo que fue Plagio que se echó un caldo.
-¿Y Plagio?¿Donde está?
-No lo pude despertar de ninguna forma. Está KO con H mayúscula.
-No sabés boloh: despues de que te desmayaste, el joven Plagio Skywalker nos salvó la vida, hizo la Genkidama.
-Nuuuu! Qué lástima, se perdió de subir acá, con todos estos manzaneros...
Mientras conversaban, tomaban mate con bizcochitos Don Satur, y a la vez recargaban la bola de energía.
Finalmente, cuando discutieron sobre el clima, la política, la dicotomía entre el bien y el mal, las recetas de cocina de Ramón y la entrega de los Emmy, Juno decidió que mejor aprovechar que el Señor Doctor estaba concentrado. Se acercó cautelosamente, y vació todo su arsenal: 4 Joe Bazookas, 2 granadas de mano, 3 granadas de mono (que eran lo mismo pero con forma de mono, para los mas chiquitos), 27 balines de plástico, una bola de nieve, 2 enanos que tenía a mano, 8 sibaritas franceses, un felpudo de bienvenida, 01101 cosos binarios, 7 papulen con turbinen y un pesado arnostíbulo.
La única parte intacta del Señor Doctor para ese entonces era el dedo índice de la mano que le quedaba. Con ese dedo, siguió urdiendo la enorme bola de energía. Sin embargo, su HP era, ahora de 13%.
Juno, desesperado, comenzó a tirarle piedritas con la gomera tiragomas, pero era muy tarde. El Señor Doctor lanzó su poder con ira, y Juno, que estaba más cerca, pereció al instante. El rayo siguió en dirección a Xuxa y Ramón el de la Barba, pero éstos reaccionaron lanzando su propio poder. Esto frenó y disminuyó la potencia de la bola del Señor Doctor, pero no la detuvo.

Ramón el de la Barba pudo ver, en cámara lenta, la luz y la energía cernirse sobre él, y cuando prácticamente se había resignado a dejar que el poder lo consumiera como un púber consume crédito del celular, una figura surgió de la nada, y se interpuso entre él y el rayo, recibiendo el impacto.

Cuando reaccionó, Xuxa yacía tendida a su lado, y Plagio Skywalker tosía sangre. Aceptar la descarga de energía fue demasiado para su frágil cuerpecito. El Señor Doctor caminaba con calma hacia ellos. Ramón se arrastró con dificultad hasta Plagio, y lo tomó en sus brazos, en la misma posición cursi de las películas, cuando se muere la novia o el mejor amigo del protagonista.
-¿Por qué lo hiciste?
-Tú eres... nuestra única esperanza...
-No, yo solo soy un mago trucho.
-No... no... - Plagio abrió mucho los ojos - Usa... la barba.
Y Plagio se dejó morir.
El Señor Doctor ya había llegado a donde estaban ellos tendidos. Ramón se incorporó con esfuerzo. Se miraron un instante, y luego, la Barba de Ramón se extendió hacia el anciano, lo tomó por el cuello, y lo suspendió. Indefenso, incapacitado para pronunciar un hechizo, éste gesticulaba desesperadamente. La Barba envolvió sus brazos y sus piernas, y luego se introdujo en su pecho. Ramón era ajeno a todo lo que hacía la Barba, él sólo era un sorprendido expectador. En el lugar donde había sido apuñalado, el Señor Doctor empezó a sangrar, y una luz cegadora llenó el espacio entre ellos, y cubrió la negrura del atardecer.




Epílogo


Hola. Yo soy Plagio Skywalker. Tal vez en este punto piensen que el final no tiene gollete y que quedaron muchos huecos en el guión, pero no es así. Yo explicar: desde el principio, siempre fui un poderoso mago. Fui el último en unirse al grupo, y no tuve que dar muchas explicaciones.
La Barba es un ente poderoso de la tierra en que nací. No es un ser vivo, pero sí necesita de un humano para sostenerse. No sé si lo notaron, pero en los juegos RPG es muy jodido encontrar humanos, todos son Dark Wizard, Magic Elf, Power Warrior, Telonius Monk y cosas así, pero nunca un puto humano. Es por eso que, cuando me uní, fue con el avatar de Plagio Skywalker, el enano pete que sólo puede comer manzanas, y le puse La Barba a Ramón (que se hacía pasar por mago, pero todos sabíamos que no lo era). Los riesgos de portar La Barba eran demasiado grandes para mí, dado que soy un mago, pero tampoco me podía deshacer de ella, por lo tanto ideé este plan para mantenerla siempre cerca y vigilada, ya que me había sido confiada por los Sabios de mi ciudad natal, pero eso es otra historia...
Esto, por supuesto, explica los curiosos incidentes de Pijenia y de las Grutas Gatunas, ambas ocasiones en que la Barba demostró tenes aptitudes anormales. Tambien explica la asombrosa Genkidama con que nos salvé en el Valle de la Muerte, a costa de perder el conocimiento por un largo tiempo.
Soy un mago, sí, pero hay algo en lo que no mentí, y es mi pasión por las manzanas. Ya una vez, en las afueras de Pijenia, había quedado inconciente, y con la sola mención de las manzanas, salí del estado catatónico. Lo mismo pasó ahora: cuando Juno despertó y llegó al jardín en la torre, hizo una observación acerca de los manzaneros. Y eso fue todo lo que necesité. Inmediatamente me tomé el ascensor, como Juno se lo había tomado hacía instantes (lo deduje por el olor que había ahí dentro), y llegué justo a tiempo para salvar a Ramón, y la Barba que yo sabía que era la última esperanza.

Xuxa, Juno y Ramón habían escuchado atentamente esta explicacion. Tras 15 minutos, Juno dijo en una palabra todo lo que todos querían decir pero no sabían como. En una simple palabra monosílaba, se contenía el asombro, la revelación y la admiración, pero por sobre todo, la amistad:
- Ápa.

11 comentarios:

Trom-Bone dijo...

A KNAAAAAH!!!!!


Final sdfas digno de un rpg como la gente.

Todo un logro de la tecnologia anal y etc.

NIJO!! dijo...

:O, llegó el final de esta trágica historia, es lindo y a la vez feo, como todos los finales, nadie quiere un final, así que continualo. Boludo.

Buen epílogo.

Arribambum.

NIJO!!

Anónimo dijo...

ápa tiene dos silabas

Nacho dijo...

Definí "sílabas".

¬¬

Copia dijo...

Hubiera sido mas comun un "Fin" pero convengamos q no hubo nada comun en este gran RPG

Cuando salia el juego?

Nacho dijo...

Finales del 2008, en todas las tiendas del mundo.

Actualmente se estan encargando Square Enix en colaboracion con Trombone Enterprises.

Trombongo dijo...

Nacho gato boton te dije que hagas los sprites y no hiciste una mierda.

No sale un carajo el juego.

Nacho dijo...

¡Si te los pasé!

[ah re adasd]

Mira. Primero termina matusalem 2 y todo lo que tenes prometido, y despues hablamos.

Ramiro123 dijo...

MAGIA :432: el epilogo fue hermoso egh, bah, todo fue hermoso.

Si hacen un juego seria :432: x infinito punto rojo.

Ramireo dijo...

NUUUUUUUU

primero que nada:
Hay muchas partes para resaltar y no quiero escribir al pedo, asi que no las copio y pego nada >:(

segundo que nada: Tremendo giro final, mira quien era el viejo puto... ese mercader... yo le vi algo raro, se lo VI!

tercero que nada: CUANTOS COMENTARIOS.. eso pense antes de leerlos, ahora me doy cuenta de que son miniconversaciones :P

cuarto que todo: EXCELENTE FINAL, digno de un Aristocrático Video Juego apolondrado :D

Felicitaciones señor Nachongon

Nacho dijo...

Wiiii, me alegro que a todos les haya gustado el final... temía que no estuviera a la altura de michael jordan.

Nota para el futuro: siempre planifica el final, y siempre hacelo groso.