26.6.06

Pequeño relato espontáneo carente de gracia alguna..

Don Zoilo, pacífico, iba atravezando apesadumbradas cordilleras cuando diviso un artefacto circular de dimensiones asombrosas por sobre su cabeza. Su sombrero..

3 comentarios:

Nacho dijo...

AUJuajuJAUJaUAUjaujU

te vas a la mierda, pendor ^_^

Emiliano dijo...

Weno con esto se reivindicó un poco, (o como se escriba)
Andiemo
Nidoj

mematalimon dijo...

jajajaj genial!!